Prepare a su hijo para el éxito enseñándole límites saludables

Como padre, es posible que se pregunte cuál es la mejor manera de ayudar a sus hijos a aprender a tomar decisiones positivas. Una forma de preparar a sus hijos para el éxito es establecer límites sólidos en su hogar.

Es esencial comenzar a educar a sus hijos sobre los límites entre ellos y los demás desde una edad muy temprana. Un niño que crece en un hogar donde los límites saludables están bien establecidos, aprenderá a aplicar estos límites en su propia vida, creando así un mejor autocontrol y la capacidad de tomar decisiones positivas.

¿Qué significa «Límite»?

Límite significa el límite que una persona tiene para sí misma. Los límites que las personas establecen pueden ser límites físicos o emocionales.

1. Límites físicos. Este límite puede ser físico y tangible, por ejemplo, partes del propio cuerpo. Esto incluye explicarle al niño que su cuerpo le pertenece solo a él y que nadie más le enseñará a desarrollar un sentido de su yo físico. Explicación: «El cuerpo de papá le pertenece» y «Tu cuerpo te pertenece» es un buen punto de partida.

2. Límites emocionales. Otro tipo de frontera es más emocional que física. Enseñar a los niños que no está bien decirles a los demás lo que les duele es un ejemplo de límites emocionales. Bromear sería otra forma de cruzar los límites emocionales de una persona.

En cierto sentido, los límites son las reglas por las que vive. Vivir con fronteras básicamente significa, «No haré nada que te lastime» y «Espero que no hagas nada que me lastime, pero si lo hago, te lo haré saber».

Límites de enseñanza:

Al criar a los niños para que tengan límites saludables, es importante permitir que los niños tengan y expresen sus propios sentimientos. Este puede ser bastante difícil porque no es raro que algunos padres intenten reprimir el comportamiento saludable del niño.

Por ejemplo, si un niño de cuatro años comienza a llorar y a pisotear, ¿qué haría usted como padre? Una de las estrategias saludables para asegurarse de que su hijo de cuatro años tenga límites saludables es ayudarlo a marcar sus sentimientos. Di algo como: «Veo que estás frustrado porque no puedes comer dulces en este momento. Quizás puedas comer un dulce después de la cena. «Entonces sigue con tu vida.

La ayudaste a marcar sus emociones. Usted ha decidido no castigar ni exigirle que deje de llorar o que se «arregle de inmediato». Como padre, acaba de aceptar los sentimientos de su hijo. Cada vez que actúa como un padre de esta manera, fortalece la percepción y los límites naturales de su hijo.

Otro ejemplo es el de un niño de dos o tres años que le arroja un juguete a su hermano. Dígale a su hijo nuevamente que está bien tener y expresar sentimientos de enojo, pero no está bien arrojar un juguete a los demás. No muestres ningún sentimiento durante el episodio. Al establecer límites, es hora de ser diplomático. Sea firme, pero no se frustre ni se enoje.

Simplemente diga: «No está bien tirarle un juguete a tu hermano. Cuando arrojas un juguete, tienes que sentarte en una silla «y no decir nada hasta que hayan pasado los minutos. Deje que su hijo se siente en una silla durante unos minutos, que corresponda a su edad (si tiene dos años, se sienta durante 2 minutos; 3 años, 3 minutos).

Cuando se acabe el tiempo, agradézcale a su hijo por sentarse en una silla y continuar con su día. Esperemos que su hijo no vuelva a tirar el juguete. En cambio, verán que les has permitido tener y expresar sentimientos sin consecuencias negativas siempre que permanezcan dentro de tus límites.

Espere que sus hijos a veces «prueben el límite» o desafíen su límite; esto es perfectamente normal. Cuando ocurran estos comportamientos de prueba, considere cada situación como una oportunidad para mostrarles a sus hijos las consecuencias de cruzar la frontera.

A veces hay situaciones en las que le parece razonable explicar algunas situaciones límite o «reglas» a su hijo. Por ejemplo, cuando le dice a su hijo que cuando mamá o papá también están presentes, nadie más que el médico debe tocar a su hijo donde le queda el traje de baño, es una forma eficaz de aprender los límites y fronteras de su propio cuerpo.

Límites del modelado

En última instancia, la única mejor manera de enseñar a los niños límites saludables es asegurarse de que los padres tengan límites saludables ellos mismos y puedan modelarlos en casa.

Mostrar respeto por cada persona en la casa, garantizar que todos tengan derecho a sus sentimientos y a expresarse adecuadamente, así como una conversación abierta y honesta sobre cualquier tema difícil, muestra límites saludables para los niños.

Desde el momento en que nacen tus hijos, tu trabajo es enseñarles muchas cosas para que puedan crecer y tomar decisiones positivas en la vida. Ayude a los niños a crear vidas más felices y saludables enseñándoles a los niños sobre los límites y los límites.

Los padres que cuidan de que sus hijos crezcan están aprendiendo sobre los límites y los límites, lo que proporciona una base sólida para el futuro de sus hijos. Aplique algunos de estos métodos en casa y enséñeles a sus hijos a tener y mantener límites y límites saludables, y sus hijos prosperarán.

Puede encontrar consejos para crear fronteras con adolescentes en nuestro artículo profesional aquí.

Deja un comentario