Ayuda con la tarea: 4 consejos para padres sobre cómo hacer que la tarea sea divertida

Gracias a un entorno académico competitivo, sin mencionar el estrés, cada vez más niños tienen dificultades para mantenerse al día con las demandas de la escuela. Los expertos dicen que una de las principales razones por las que los estudiantes, especialmente los más jóvenes, se cansan o se aburren es que tienen mucha tarea sin saber dónde conseguir ayuda con la tarea.

En casa, son los padres quienes asumen la responsabilidad de ayudar a los niños con la tarea. Debido a que son adultos, se espera que sepan más que sus hijos. Sin embargo, las técnicas y estrategias tradicionales de tarea no funcionan para todos. Algunos niños se aburren rápidamente y no escuchan. Otros se molestan por cosas dentro de la casa y no prestan atención a lo que dicen sus padres.

Los padres que quieran ayudar a sus hijos a motivarse para hacer su tarea deben encontrar formas de ser más creativos. Si los niños ven que la ayuda para la enseñanza se brinda de manera diferente, además de lo que ven en la escuela, es más probable que cooperen.

Aquí hay algunas formas en que los padres pueden ser creativos para ayudar a sus hijos con la tarea:

1. Piensa diferente. Si está dando clases particulares a su hijo sobre un tema o tarea específica, sería mejor si utilizara diferentes enfoques para no aburrirse. Puede presentar la discusión de manera diferente de una manera que lo entretenga. Cuando se desempaqueta de la caja, esto significa que está dispuesto a utilizar métodos distintos de los métodos habituales, solo para que su hijo preste atención a lo que está enseñando.

2. Sea más atractivo. A los niños les encantan las actividades interactivas. Si brinda ayuda con la tarea, asegúrese de concentrarse en el tema al cien por cien para que su hijo esté más atento. Recuerde que si su hijo ve que usted no está haciendo realmente lo que está haciendo, también pensará en otras cosas. Si su hijo está distraído, le resultará más difícil absorber información o aprender.

3. Obtenga más libertad. Los niños se estresan fácilmente si su tarea es demasiado estricta o estricta. En lugar de prestar atención, intentarán finalizar la sesión. Para evitar este escenario, intente asegurarse de que sus hijos se sientan más relajados. También tome descansos de diez minutos para que sus hijos puedan hacer lo que quieran.

4. Usa accesorios. Algunos niños son «aprendices visuales», lo que significa que aprenden más rápido leyendo, viendo imágenes u objetos. Los estudiantes visuales comprenden y recuerdan la información visualmente. Al conversar con un niño sobre un tema, enséñele los materiales que pueden ser relevantes para la discusión. Durante la tarea, los padres pueden usar accesorios como juguetes y otros materiales para cada artículo.

Deja un comentario