Aprenda a asegurarse de que sus hijos se diviertan durante un viaje familiar

La decisión de hacer un viaje con la familia es emocionante. Es posible que recuerde que realizó viajes por carretera durante su infancia y que tiene algunos recuerdos especiales que desea recrear con sus hijos. Tal vez solo quieras intentar pasar tiempo explorando el mundo que te rodea. Es posible que también desee ver algunas atracciones turísticas específicas. No importa cuál sea su motivación para viajar, es importante aprender a entretener a sus hijos mientras viaja. El aburrimiento puede convertir rápidamente un viaje agradable en una pelea, e incluso los niños que se portan mejor pueden ser desobedientes. Afortunadamente, una planificación adecuada puede ayudar a que su viaje sea un poco más sencillo.

Primero, asegúrese de aprovechar la tecnología. No tema dejar que sus hijos vean películas en el automóvil, jueguen en su tableta o escuchen música. A muchos padres les preocupa que sus hijos pasen demasiado tiempo jugando, pero los videojuegos y las películas pueden ser un salvavidas durante el viaje. Empaque sus DVD favoritos, algunas películas nuevas y más baterías. Si su familia tiene un iPod o iPad, puede descargar algunas aplicaciones que su hijo puede disfrutar en el camino. Además, asegúrese de empacar muchas servilletas para que su hijo pueda lavarse las manos antes de usar la tableta o la consola de juegos.

Aunque la tecnología es algo maravilloso, tenga en cuenta que debe envolver a su hijo en otros artículos. Los libros ilustrados, los libros para colorear, los crayones, los juegos pequeños y las figuras de acción pueden ser formas fantásticas de mantener ocupado a su hijo. Si a su niño le gustan los cubos de lego, incluso puede empacar un cubo pequeño o una caja de lego para su hijo. Algunos padres también decidieron comprar un juguete nuevo para el viaje. Esto puede traer un poco de emoción a su hijo, así que si decide comprar algo nuevo, elija algo especial y significativo.

Finalmente, trate de recordar los juegos que disfrutaba de niño. Si su hijo no puede disfrutar de ninguno de sus juguetes o artilugios, es hora de comenzar a mirar por las ventanas. Juegue juegos de conteo de matrículas, intente encontrar cada letra del alfabeto en las marcas que atraviesa o cuente otros elementos desde las ventanas. Incluso pueden intentar cantar algunas canciones famosas juntos en familia. Recuerde que los viajes por carretera son un momento en el que pueden conectarse y pasar tiempo juntos, así que no tema hablar con su hijo si se aburre o se cansa durante el viaje.

Deja un comentario