7 actividades diarias para dias de lluvia

Si tiene niños vivos con mucha energía para quemar, puede ser difícil mantenerlos tranquilos y felices en un día lluvioso. Probablemente se sientan incómodos mientras ven televisión o juegan juegos de computadora y necesitan mover y estirar las piernas. Pero puede ser difícil para las mamás y los papás encontrar un entretenimiento adecuado por un momento, por lo que hay siete actividades gratuitas que se realizan para ellos cuando la lluvia baja por las ventanas. Necesitarán un poco de organización y supervisión, así que deje los platos y la computadora portátil y conviértalo en un día especial en familia. ¡Disfrutarán de tu compañía!

  1. Búsqueda del tesoro

Recolecte dulces, chocolates o galletas envueltos, al menos dos por niño, y escóndelos en sus habitaciones. Sin embargo, no los cubra demasiado a fondo, de lo contrario sus hijos pueden frustrarse y dejar de buscar. Agregue más emoción dejando rastros como flechas, emoticonos y mensajes. Dígale a cada niño que busque una cantidad determinada de cosas y anime a los mayores a ayudar a los hermanos menores. Una vez que se hayan encontrado todos los elementos, sugiérales que hagan su propia búsqueda del tesoro. Quizás sea para ti.

  1. Rodando la bola

Empuje los muebles a los lados del área de juego, elimine el desorden del piso y elimine las decoraciones frágiles. Ahora puede configurar el lanzamiento de la pelota, literalmente, para deportes de interior. Necesitará dos pelotas blandas y un equipo o un niño en cada extremo de la habitación. Vea quién puede lanzar su pelota al otro extremo primero. Ahora coloque un obstáculo en el camino, como una almohada o un taburete. ¿Quién puede evitarlo? Ahora vea qué desafíos se les pueden ocurrir a sus hijos, a través de sus risitas.

  1. Manteniendo la música en forma

Toca música rítmica y haz que tus hijos realicen varios ejercicios de fitness o gimnasia de suelo. Las acciones pueden incluir abdominales, balanceo de brazos y acostarse en el suelo con las piernas levantadas y pedalear en el aire. También pida ideas a los niños. Podrían sugerir saltos mortales, saltos o caminar sobre manos y rodillas. Para divertirse, podrían regalar los animales por el resto para que pudieran identificarlos. ¿Cuál será el tuyo?

  1. Vestirse y jugar

Busque ropa vieja, como sombreros, zapatos formales, delantales y bufandas para los que se vestirán sus hijos, y agregue las joyas y los accesorios resistentes que pueda encontrar. Sugiérales que usen su ropa para representar a los personajes y contar la historia. Quizás una sea una princesa y la otra un fantasma o una bruja. ¿Qué sucedió? ¿Se encuentran para tomar el té o el monstruo los persigue? Puede ser una audiencia mientras ofrece desafíos y aplaude al final.

  1. Haciendo el dia

Lleve algunos materiales a su patio de recreo y deje que los niños hagan sus guaridas con ellos. Las telas pueden incluir un mantel, una manta y una caja de cartón. Los muebles asequibles pueden proporcionar estructura y la antorcha se utilizará para iluminar el interior. ¿Qué tal fingir tener una comida de picnic? A los peluches también les gustaría unirse. Si las ideas se secan, sugiera convertir la guarida en un submarino o una tienda.

  1. Ayuda con las tareas del hogar

Su tarea puede parecer aburrida, pero sus hijos probablemente la disfrutarán como una novedad. Haga que barran el piso, pulen la mesa o aspiren la alfombra. Si llegan a ellos, estarán felices de brillar en el fregadero o lavar los platos contigo. Trate de soportar pacientemente el desastre y muestre gratitud por sus esfuerzos. A los niños les gusta complacer a sus padres.

  1. Salir bajo la lluvia

Por fuerte que sea la lluvia, el soplo de aire fresco y el estiramiento de las piernas pueden ser agradables. También puede quemar energía y liberar tensión. Ayude a sus hijos a envolverse en materiales impermeables y dar un paseo por el agua. Toma una pelota y dirígete al parque o consigue bolsas para recolectar artículos interesantes como hojas caídas, guijarros y plumas. Canta una canción entre los charcos. ¿Quién puede hacer el mayor escándalo?

Mantenga su casa lo más fresca posible cuando esté dentro, abra algunas ventanas si es necesario. El aire fresco ayuda a mantener el estado de ánimo fresco. Cuando sus hijos se hayan cansado de saltar, coloque papel y crayones en la mesa y déjeles hacer un buen garabato. Los días húmedos pueden ser muy divertidos, ¡incluso para mamá y papá!

Deja un comentario