14 técnicas de relajación fáciles para compartir con sus niños y adolescentes

Todos experimentan momentos en los que desean poder descansar unos minutos. Dedicar técnicas sencillas de relajación diaria te ayudará a mantenerte y fortalecerte a lo largo del día.

Si tiene tratamientos de relajación que funcionan para usted y ayudan a su cuerpo a recuperar energía, es posible que se pregunte cómo puede alentar a sus hijos a que lo acompañen. Después de todo, sus vidas también pueden ser estresantes: intentar sacar buenas notas, hacer amigos y adaptarse a todos los cambios que forman parte de la adolescencia.

Claro, sería todo un desafío tratar de enseñarle a un niño pequeño a meditar durante media hora cuando apenas puede sentarse el tiempo suficiente para comer. La idea es casi cómica. Sin embargo, existen actividades de relajación para la edad adecuadas para cualquier etapa del desarrollo, desde niños en edad preescolar hasta adolescentes.

En este artículo, aprenderá cómo ayudar a sus hijos a desarrollar más atención y aliviar el estrés.

Compartir procedimientos de relajación con niños más pequeños

Incluso los niños pequeños pueden relajarse y concentrarse si lo hacen interesante a través del movimiento y el sonido. También será de ayuda si puede brindarle a su hijo un modelo a seguir mediante el manejo constructivo del estrés.

Pruebe estas técnicas con un niño pequeño:

1. Hágalo divertido. Recuerde mencionar las prácticas de relajación como una herramienta útil, no como un castigo. Preste atención a los límites de su hijo para seguir trabajando.

2. Sea breve. Solo un minuto de meditación sentado puede ser un éxito para un niño en edad preescolar. Programe más actividades para que pueda cambiar las cosas si su hijo parece estar perdiendo el interés.

3. Practique la respiración profunda. Centrarse en la respiración es un excelente punto de partida para cualquier edad. Pídale a su hijo que se imagine llenando su estómago y pecho con aire y luego soltándolo como un globo. Realiza cinco respiraciones lentas y profundas tres veces. La técnica correcta es inhalar y exhalar profundamente por la nariz y la boca. Hágale saber a su hijo que la respiración profunda se puede hacer en cualquier lugar cuando se sienta estresado.

4. Reproduzca música. ¿Tiene su hijo alguna canción favorita? Cante diferentes partes alternativamente o pídale que escuche notas específicas. La observación cuidadosa es una forma de atención plena.

5. Sal a caminar. También puede meditar o apreciar su entorno mientras se mueve. Vayan juntos al parque e identifiquen tantos tipos diferentes de flores como sea posible.

6. Estírese. Aunque puede parecer difícil para su hijo relajarse con la tarea al principio (¡especialmente si no es fanático del trabajo escolar!), Puede mostrarle algunas técnicas sobre cómo proceder con la tarea para ayudarlo a crear una sensación de calma. Puede mostrarle a su hijo cómo hacer este ejercicio de estiramiento: gire la cabeza, de lado a lado y de adelante hacia atrás con los ojos cerrados. Esta técnica ayuda a aliviar la tensión del cuello y aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, que es una forma fácil y natural de relajarse.

7. Sonríe. Anime a su hijo a sonreír siempre que sea posible. Se ha demostrado que una sonrisa ayuda a relajar y rejuvenecer su cuerpo. Explíquele a su hijo que una sonrisa lo ayudará a sentirse mejor porque libera sustancias químicas en su cuerpo que lo harán sentir bien. De hecho, una sonrisa puede incluso ayudar a reducir la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

8. Ríete. Resultó que la risa alivió inmediatamente el estrés. Si puede, use el humor para que usted y su hijo puedan divertirse y recargar las pilas. Mientras conduce, cuente una broma divertida o una historia con los niños, juegue un juego divertido o cante una canción tonta. Miren juntos videos divertidos de la misma edad en YouTube. Fomentar la risa en su hogar creará un ambiente tranquilo que todos disfrutarán.

9. Hable con el maestro y / o consejero de su hijo. Algunas escuelas incluyen el manejo del estrés, el yoga y la meditación en su plan de estudios. Eche un vistazo a lo que está disponible y vea si hay algo que pueda hacer para ayudar, y también entrene con su hijo en casa.

Compartir procedimientos de relajación con adolescentes

Para los adolescentes, puede desarrollar técnicas diseñadas para niños más pequeños e introducir algunas actividades nuevas. Debido a que muchos adolescentes experimentan ansiedad y depresión, la meditación puede ser especialmente valiosa durante estos años. Asegúrese de informar a su médico de cabecera si su hijo se siente ansioso o deprimido.

Comparta estas estrategias con su hijo adolescente:

1. Aumente gradualmente el tiempo. Tenga en cuenta los intereses y las habilidades de su adolescente. Si se benefician de la meditación, es posible que quieran sentarse durante una hora o más al día. Alternativamente, puede sugerir otras formas de relajarse, como yoga o pasatiempos que consideren relajantes.

2. Comparta experiencias. Escuche con entusiasmo lo que piensan sus hijos adolescentes sobre el alivio del estrés y una vida sensata. También discuta y comparta sus propios pensamientos y sentimientos.

3. Aprenda alternativamente. Dele a su hijo la oportunidad de enseñarle. Si hacen meditaciones guiadas juntos, pueden turnarse para leer y dar instrucciones. Si normalmente practica tai chi, dígale a su hijo que agradecería su ayuda para encontrar nuevas ideas para una variedad.

4. Busque aplicaciones. Hay varias aplicaciones disponibles para la relajación y la meditación, muchas de las cuales son gratuitas. Pídales que le ayuden a encontrar algo interesante; estarán encantados de utilizar la tecnología como inspiración. Su hijo puede preferir algo creado para su propio grupo de edad, o puede estar satisfecho con una aplicación más general dirigida a todos.

5. Regístrese para las clases. Si todavía está buscando algo más, consulte lo que está disponible en su área. Consulte los listados de eventos en su biblioteca local y centro de aprendizaje para clases de meditación o trabajo en el jardín. Además, Facebook y Meetup son excelentes formas de encontrar eventos comunitarios de bienestar.

Ya sea que use una aplicación de teléfono inteligente o una simple almohada de meditación, las prácticas de relajación pueden beneficiar a los niños y adolescentes. Presente a sus hijos e hijas hábitos positivos que pueden ayudarlos a crecer para ser felices y en paz.

Deja un comentario